¿Sabes qué es un contrato y cómo puede ser de utilidad para ti?

En el día a día, todos celebramos contratos tal vez sin darnos cuenta. Por ejemplo, cuando pagas el pasaje del bus para trasladarte de un lugar a otro, estás celebrando un contrato. Por esto, tener claridad sobre qué es y qué características generales tienen los contratos será de gran utilidad para ti.


En primer lugar, es importante entender que la finalidad misma de un contrato es crear derechos y obligaciones, lo que nos permite señalar que un contrato es un acuerdo de voluntades por medio del cual una o varias personas se obligan de manera mutua a dar o a hacer algo y a cumplir una serie de condiciones.


Habla con un abogado →


Esto significa que las partes que firman un contrato quedan obligadas a cumplir con las condiciones que se hayan establecido en él, siempre y cuando su finalidad sea lícita, es decir que no vaya en contra de la ley.
Los contratos tienen unas clasificaciones que de manera general, podrían ser resumidas así:

  1. Unilaterales o bilaterales: Es decir que genera obligaciones a una o varias personas, respectivamente;
  2. Gratuitos u onerosos: Se entiende por gratuito cuando solo existe beneficio a una sola de las partes y oneroso cuando ambas partes van a obtener beneficio;
  3. Conmutativos o aleatorios: En el caso de los conmutativos se espera una ganancia equivalente a lo que cada una de las partes se comprometa en el contrato, mientras que el aleatorio podría resultar en incertidumbre de la ganancia para alguna de las partes;
  4. Principales o accesorios: Los principales son lo que no necesitan de otro contrato para existir. En el caso de los accesorios, estos tienen como finalidad asegurar el cumplimiento de una obligación ya existente, por ejemplo, la prenda;
  5. Reales, solemnes y consensuales: Reales cuando es necesario entregar el bien al que se refiera el contrato, solemne cuando es necesario que cumpla con algunas formalidades, por ejemplo, presentación personal ante un notario y consensuales cuando el contrato tiene validez con el hecho de estar de acuerdo con los términos.

Pregúntale a un abogado →

Adicionalmente, para que una o varias personas tengan obligaciones por medio de un contrato, la ley colombiana estableció condiciones esenciales que deben ser tenidas en cuenta y las cuales se encuentran detalladas en el artículo 1502 del Código Civil. Estas son las siguientes:

  1. Que la o las personas se puedan obligar por sí mismas, y no requieran de la autorización de un tercero;
  2. que exista consentimiento, es decir que la o las personas se obliguen por su propia voluntad;
  3. que lo que se busca con el contrato sea lícito, es decir que este conforme a la ley; y
  4. que tenga causa lícita, esto quiere decir que la razón de origen del contrato también esté conforme a la ley.

Cumplir con estas condiciones esenciales permitirá que el contrato que firmes con otra u otras personas, esté conforme a lo que la ley ha establecido y evitará que tengas inconvenientes a futuro.

Por lo anterior, recuerda que un contrato:

  1. Es un acuerdo de voluntades;
  2. puede tener varias clasificaciones;
  3. debe cumplir con sus condiciones esenciales; y
  4. es una herramienta muy útil para dejar constancia de lo que has acordado con una o varias personas.

Si quieres conocer un poco más acerca de qué clase de contratos existen y cómo pueden ser de utilidad para ti como persona o para tu empresa, en www.deleyes.com te podemos orientar al respecto para que cuides negocios de una manera más clara y efectiva de la mano de expertos.


Recibe ayuda en Deleyes.com →

Próxima revisión programada para: 13 de enero de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *