Lo que debes saber acerca de los contratos de aprendizaje

Es muy común que las empresas que cumplen ciertas características tengan la obligación de contratar aprendices o simplemente los contraten para darles la oportunidad de adquirir conocimientos específicos en su área de formación. En cualquier caso, es importante que conozcas los puntos que debes considerar en el contrato y las características de la relación de tu empresa con el aprendiz.


Habla con un abogado →

Para comenzar, te explicamos qué es el contrato de aprendizaje. En palabras sencillas, es aquel contrato especial que tiene como finalidad vincular estudiantes que deban hacer sus practicas con relación a su tema especifico de estudio. La ley laboral en Colombia contempla la posibilidad de contratar estudiantes del SENA, de universidades u otras instituciones educativas para que realicen su etapa de práctica y formación. Estas personas no reciben un salario, sino que se les reconoce un apoyo de sostenimiento económico que no constituye salario.  

Como te mencionamos anteriormente, hay algunas empresas que están en la obligación de contratar aprendices bajo la modalidad de contrato de aprendizaje. Esta obligación nace cuando una empresa cuenta con más de quince trabajadores. En todo caso, si en tu empresa no quieren contratar aprendices, pueden cancelar una cuota mensual al SENA, la cual será calculada en consideración al número de trabajadores de tu empresa.

Si por el contrario tienes la intención de contratar aprendices, debes tener en cuenta que el contrato es una forma especial en el derecho laboral en el que una persona desarrolla su formación teórica y práctica en una empresa a cambio de que se le proporcione los medios para adquirir formación profesional metódica y completa requerida en su campo de estudio y dentro del giro ordinario de las actividades de la empresa.


Recibe orientación legal →

Ten en cuenta estas características propias del contrato de aprendizaje:

  • Su duración no puede ser superior de dos años;
  • con el fin de no desnaturalizar el contrato de aprendizaje, la ley no contempla la posibilidad de que este sea renovado;
  • el pago al aprendiz es considerado un apoyo de sostenimiento para garantizar el proceso de aprendizaje y por esto no es asimilable a un salario;
  • sólo pueden ser contratados como aprendices los estudiantes del SENA, de las Universidades y de las instituciones educativas debidamente reconocidas; y
  • la subordinación está referida exclusivamente a las actividades propias del aprendizaje.

¡No te confundas!

A pesar de que los contratos de aprendizaje pueden ser similares a un contrato laboral, es muy importante tener en cuenta aspectos específicos sobre las afiliaciones y los pagos al aprendiz para que no sean confundidos y evites futuras reclamaciones. Por esto, recuerda que:

  • El pago al aprendiz deberá corresponder en la etapa lectiva, es decir, cuando se encuentran recibiendo formación y cursos, a un monto equivalente al 50% de un salario mínimo. En la fase práctica, el aprendiz debe recibir un auxilio correspondiente al 100% de un salario mínimo, aunque este monto varía de acuerdo con la ley. La variación consiste en que el auxilio económico en la fase práctica será del 100% del salario mínimo cuando el desempleo sea inferior al 10%;
  • si el aprendiz es un estudiante universitario, el pago no puede ser inferior a un salario mínimo;
  • durante la etapa lectiva debes afiliar al aprendiz únicamente a salud. Cuando pase a la etapa práctica también deberá ser afiliado a riesgos laborales;
  • La ley no establece el pago de primas o cesantías a los aprendices; y
  • en el momento en que finalice el contrato de aprendizaje, la empresa no estará obligada a pagar ningún tipo de indemnización a su favor.

El contrato puede ser terminado como cualquier otro contrato por la expiración el plazo, por la voluntad del aprendiz o por incumplimiento. Igualmente, ten en cuenta que este contrato podrá ser interrumpido por licencia de maternidad, incapacidades o por fuerza mayor o caso fortuito.


Recibe ayuda en Deleyes.com →

Como pudiste evidenciar anteriormente, el contrato de aprendizaje cuenta con varias características especiales y que lo diferencian del contrato laboral. Entender y redactar el contrato de tu aprendiz de la mano de un abogado puede evitarte dolores de cabeza en el futuro. En Deleyes, podemos ayudarte poniéndote en contacto con uno de nuestros abogados para que aclares las dudas que tengas y para revisar o redactar el contrato de aprendizaje que requieras y así cuentes con la plena seguridad de que estás haciendo las cosas bien.

Próxima revisión programada para: 9 de julio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *