¿Sabes en qué consiste el contrato de franquicia?

Es muy común que las empresas y personas que están pensando en crear empresa o iniciar un negocio, consideren la opción de “comprar” una franquicia, pero desconocen cuáles son las características principales y qué responsabilidades conlleva usar una figura como el contrato de franquicia.

El contrato de franquicia lo podemos entender como una figura regulada por el derecho comercial. En este, se indica que una persona denominada “franquiciador” le permite a otra persona, que llamamos “franquiciado”, la posibilidad de utilizar la licencia de su marca, así como el conocimiento específico del negocio que el franquiciador posee.


Habla con un abogado →

Tienes que tener en cuenta que la finalidad de este contrato es que el franquiciador obtenga un pago por parte del franquiciado por la autorización al uso de su imagen y de sus conocimientos en el mercado.

Entonces, para que no te enredes, ten en cuenta lo siguiente:

  • Franquiciador: Empresa que concede o permite a otra el uso de su licencia, marca y conocimiento del negocio específico.
  • Franquiciado: Persona o empresa que se beneficia o a la que se le concede el derecho de uso de la licencia, marca y conocimiento del negocio específico del franquiciador, o sencillamente quien busca comprar la idea de negocio del franquiciador.

Ten en cuenta los siguientes consejos

Es importante que entiendas que la finalidad propia de un contrato de franquicia consiste en que tú, como franquiciado, puedas aprovechar la experiencia que la empresa franquiciadora pueda tener en el mercado, ya que su éxito puede resultar en el tuyo si tomas decisiones adecuadas al momento de celebrar un contrato de franquicia. Adicionalmente, ten en cuenta que para que todo salga bien, debes asegurarte de que el contrato de franquicia esté por escrito, y se establezcan claramente las obligaciones de cada una de las partes, la clase de franquicia, el valor de la remuneración fija por parte del franquiciado al franquiciador entre otras.

Por lo anterior, no te olvides de lo siguiente:

  • Asegúrate de dejar por escrito tu contrato;
  • Establece con claridad las obligaciones de las partes;
  • Deja claro el valor de la remuneración a favor del franquiciador;
  • Establece que clase de franquicia es. Por ejemplo: comercial, industrial, de servicios, etc.

Recibe orientación legal →

Deja que te ayudemos

En Deleyes, podemos ayudarte poniéndote en contacto con uno de nuestros abogados para que aclares las dudas que tengas, conozcas un poco más sobre las clases de contratos de franquicia, y, si decides lanzarte al agua en un negocio de esta clase, podremos ayudarte a revisar o redactar el contrato.

De esta manera, puedes contar con la plena seguridad de tener un contrato bien hecho y de que no estarás corriendo riesgos innecesarios.


Recibe ayuda de Deleyes.com →

Próxima revisión programada para: 9 de julio de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *