¿Sabes en qué condiciones deberías hacer el reintegro de un trabajador?

Es bastante común que el en el día a día de las empresas se tomen decisiones administrativas, por ejemplo, el despido de trabajadores por diferentes motivos. Pues bien, lee atentamente estos consejos ya que el reintegro de un trabajador puede ser sinónimo de un procedimiento mal hecho.

Para contextualizarte un poco, es necesario que entiendas que cuando nos referimos a reintegro de un trabajador, es bastante probable que se haya realizado la terminación del contrato por parte de la empresa sin una justa causa o con justa causa, pero sin cumplir las exigencias de la ley. Ten en cuenta que esta situación motiva al trabajador a acudir a la justicia para lograr la protección de sus derechos.


Habla con un abogado →

Como te anticipamos, al hablar de despido, estamos excluyendo aquel despido justificado con el cumplimiento de los requisitos de la ley laboral. Esto quiere decir que al trabajador se le garantizó el debido proceso y que como consecuencia de este se logró evidenciar la configuración de las justas causas para dar por terminado el contrato de trabajo (por ejemplo, la continuada inejecución de las labores para las que fue contratado).

Ahora bien, el reintegro de un trabajador puede presentarse en las siguientes ocasiones:

  • Cuando realizas el despido con una justa causa, pero no agotaste los requisitos de ley para proceder con el despido y tampoco reconociste la indemnización correspondiente de conformidad con la naturaleza del contrato de trabajo. En este caso en particular, el trabajador podrá optar por el reintegro o el pago de la indemnización correspondiente;
  • Cuando realizas el despido de un trabajador que tiene una protección especial y que la ley establece requisitos específicos para poderlo despedir (por ejemplo, para el despido de una trabajadora embarazada, requerirás autorización del ministerio del trabajo); y
  • Cuando realizas el despido sin justa causa y tampoco cumples con los requisitos de ley, como lo es el pagar la correspondiente indemnización. En este caso, deberás reintegrarlo o reconocerle la indemnización según la voluntad que manifieste el trabajador a la autoridad judicial.

En el evento que una autoridad judicial declare como ilegal el despido y ordene el reintegro del trabajador, tendrás que reconocerle todas las sumas dejadas de pagar durante el periodo que el trabajador permaneció apartado de su cargo. Esto, en palabras sencillas, quiere decir que le tienes que pagar todo lo que no le pagaste por haberlo despedido sin cumplir los requisitos de ley. Los pagos que deberás realizar responden a salarios, prestaciones y seguridad sociales como si nunca hubiera sido despedido el trabajador.


Recibe orientación legal aquí →

Deja que te ayudemos

¡Respeta el proceso! Si no quieres tener que reintegrar un trabajador y verte obligado a pagar indemnizaciones, asegúrate de hacer las cosas bien y ajustarte a la ley laboral cuando del despido de un trabajador se trate.

En Deleyes, podemos ayudarte poniéndote en contacto con uno de nuestros abogados para que aclares las dudas que tengas y no vayas a cometer errores que te pueden salir caros en el futuro.


Recibe ayuda de Deleyes.com →

Próxima revisión programada para: 9 de julio de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *