¿Interesado en una libranza? Conoce algunos aspectos importantes al respecto.

Si en algún momento uno de tus trabajadores se ha acercado solicitando información sobre como acceder a un crédito de libranza, o para enterarse si tú como empleador tienes algún convenio que les permita a tus trabajadores acceder a un crédito de libranza, esta información te puede ser útil.

Normalmente las empresas realizan convenios con diferentes operadores de libranza para que estos le concedan créditos a sus trabajadores y que las cuotas sean descontadas por nómina por parte de la empresa. Está situación es muy común, pero es importante que tengas en cuenta algunos aspectos generales con respecto a los llamados “créditos de libranza”.


Habla con un abogado →

En palabras muy simples, la libranza es una autorización que el trabajador otorga a la empresa, para que esta realice descuentos de nómina mes a mes del valor especifico de las cuotas que surjan como consecuencia del otorgamiento de un crédito por parte de una entidad operadora de libranza. Pero pilas, no confundas la libranza que es la autorización de descuento que da el trabajador, con el contrato de libranza que es el que tú como empresa debes firmar con la entidad operadora de libranza.

En el contrato de libranza se dejan claras las reglas de como procederán los descuentos y concretamente, las obligaciones que adquiere la empresa con el operador de libranza. Por ejemplo, se contempla el girar mes a mes los valores descontados por nomina de los trabajadores que accedan a una libranza.

Ya que te hemos contado un poco en que consiste el contrato de libranza, te haremos un breve resumen de algunos requisitos que debes tener en cuenta para que se le pueda otorgar un crédito de libranza a tus trabajadores:

  • Necesariamente debes, como empresa, haber firmado un contrato de libranza con la entidad operadora de libranza;
  • Para que pueda realizarse el respectivo descuento al trabajador, es necesario que se cumplan los requisitos de la ley laboral, esto es, la autorización expresa del trabajador para que tú, como empleador, descuentes de nomina el valor de la cuota acordada;
  • Que la tasa de interés nunca sobrepase la tasa permitida por la ley; y
  • Que el valor de la libranza o del descuento, no represente que el trabajador perciba de su salario neto menos del 50% luego de los descuentos.

Recibe orientación legal →

Deja que te ayudemos

¡Ojo! La tasa de interés puede modificarse en caso de que haya una refinanciación de la deuda, y en este evento, el trabajador debe aceptar la nueva tasa al momento de la refinanciación. Así mismo el Ministerio del Trabajo ha recordado que retener o descontar sumas de dinero de las prestaciones sociales o las de objeto de incapacidades no está permitido ni siquiera bajo la circunstancia en que el trabajador deba al operador de libranza.

En Deleyes, podemos ayudarte poniéndote en contacto con uno de nuestros abogados para que aclares las dudas que tengas, conozcas un poco más sobre la reglamentación específica y evites cometer errores innecesarios.


Recibe ayuda de Deleyes.com →

Próxima revisión programada para: 9 de julio de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *