¿Conoces la diferencia entre un producto o servicio que esté excluido o exento de IVA?

Es importante que conozcas la diferencia entre un producto o servicio excluido o exento de IVA. Esto podrá ahorrarte dolores de cabeza y conocer los pasos a seguir entre un escenario u otro.

Existen varias diferenciaciones que se deben tener en cuenta al momento de declarar o pagar el IVA cuando está encuentra excluido y/o exento. Este artículo te permitirá ahondar un poco sobre estos términos con el fin de que tengas un panorama más claro y evites cometer equivocaciones.


Habla con un abogado →

Lo primera diferenciación que se debe tener en cuenta son los bienes gravados y bienes excluidos. Los bienes gravados son aquellos que causan IVA y por tanto se debe pagar la tarifa correspondiente al 19% de las transacciones en las que están involucrados.

Por otra parte, se encuentran los servicios excluidos, que, en contraposición al anterior, no causan IVA bajo ningún tipo de tarifa. Estos servicios son muy limitados y son claramente especificados por la ley. A modo de ejemplo se encuentran los servicios médicos, el transporte de gas, algunos servicios públicos entre otros.

Por otra parte, se encuentran los servicios excluidos, que, en contraposición al anterior, no causan IVA bajo ningún tipo de tarifa. Estos servicios son muy limitados y son claramente especificados por la ley. A modo de ejemplo se encuentran los servicios médicos, el transporte de gas, algunos servicios públicos entre otros.

Los anteriores son distintos a los servicios exentos, los cuales son aquellos que están gravados, lo que implica que hacen parte de la primera clasificación pero que están sometidos a una tarifa diferencial de 0%, es decir, que sobre esos bienes si se causa el IVA, pero la tarifa que se debe pagar es del 0%.

De igual forma los productos exentos de IVA se encuentran indicados en las leyes tributarias y corresponden a modo de ejemplo, a carne, pescado, leche, huevos, equipo y herramientas de uso de las fuerzas militares, entre otros.

En relación con lo anterior, quienes produzcan bienes exentos, como los enunciados, son responsables del impuesto sobre las ventas y por tanto deben declarar el IVA. En contraposición, quienes comercializan este tipo de bienes no son responsables del impuesto sobre las ventas.

Como consecuencia de lo anterior, los productores que son responsables del IVA pueden solicitar el descuento de los valores pagados por ese concepto y llegar a tener un saldo a favor en el pago de sus impuestos. En todo caso, vale la pena que te asesores de un profesional experto en la materia.  


Recibe orientación legal aquí →

Deja que te ayudemos

En Deleyes, podemos ayudarte para que aclares las dudas que tengas sobre el IVA excluido o exento. Entre tantos términos puede que haya confusiones y que no entiendas bien la diferencia entre uno y otro. Por eso, es mejor que hables con uno de nuestros especialistas, para que no persistan estas dudas y para que puedas tener en cuenta que implica cada uno de estos para tu empresa.


Recibe ayuda de Deleyes.com →

Próxima revisión programada para: 16 de junio de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *